Desde MetaWelding SL y como especialistas en materiales de aportación para la soldadura, reconocemos que hoy por hoy la mayoría de las empresas dan una gran importancia a poder realizar de forma eficiente las operaciones en almacén. Por este motivo nuestros esfuerzos se centran en dar productos de calidad a precios competitivos junto a la posibilidad de tener un servicio dirigido a optimizar los almacenes de nuestros clientes.

Aunque no sea fácil encontrar el momento idóneo, nunca debemos pensar que es una mala ocasión para realizar revisiones en las operaciones de almacén y buscar puntos de mejora. Sobre todo ahora, la industria de fabricación está en un buen momento para afrontar mejoras   dirigidas hacia la excelencia operativa.  Esto tiene aún mayor importancia cuando se trata de empresas fabricantes que en su mayoría exportan parte de su producción.  Al margen de los principios relacionados con los métodos de mejora continua, el control sobre el coste del inventario nos ha enseñado a valorar si estamos obteniendo el máximo rendimiento de nuestro dinero.

En este momento, MetaWelding dispone de sistemas y aplicaciones que nos permiten pasar de una “inteligencia en la gestión de productos” a una “inteligencia de proceso” y nos muestran en tiempo real cuando un producto determinado pasa de ser un generador de beneficios, como parte del proceso en el que interviene, a un inagotable generador de costes, por sobre stock o por roturas.  Tenemos herramientas que nos brindan una transparencia sin precedentes dentro de lo que podemos considerar la eficiencia global de la gestión del inventario y con ellas saber cuáles de estos elementos deben estar más disponibles y donde.  La monitorización de la información y el seguimiento de tendencias en los datos nos están llevando de una gestión preventiva del inventario coordinando disponibilidad entre el gestor del almacén y MetaWelding como proveedor, permitiéndonos mejorar los tiempos de suministro y elegir los niveles de seguridad más adecuados. Por tanto disponemos de una nueva visión dentro de lo que es la manipulación, gestión del material y las opciones que existen sobre el control del coste total.

La falta de eficiencia, incremento de coste y pérdida de productividad que hace sólo unos pocos años suponía una pérdida de rentabilidad de negocio hasta cierto punto asumible por los márgenes que el mercado retornaba, ahora se entiende como la barrera necesaria para permitir a una empresa ser competitiva en un mercado cada vez más globalizado y exigente.

En concreto y como ejemplo, les podemos anticipar el gran potencial  de mejora en torno a la gestión del inventario de material de aportación para soldadura dentro de una planta de producción, la gestión de los pedidos y el movimiento de materiales. Todo ello ha constituido en numerosas ocasiones una fuente de optimización de la cadena de producción y del capital de trabajo tan necesario para optimizar las finanzas en el día a día de una empresa.

 Deseando compartir nuestro éxito con ustedes.

La importancia de la competitividad en la gestión del inventario